Carillas

Implantes Periodoncia Regeneración ósea Ortodoncia: adultos y niños
Prótesis Carillas Blanqueamiento dental Odontopediatría
Endodoncia Bruxismo Tecnología CAD-CAM en implantología Cirugía oral y maxilofacial

¿Qué son las carillas?

Las carillas son restauraciones que cubren toda la cara frontal del diente, generalmente empleadas en el sector anterior y cuya finalidad es habitualmente estética: corrigen anomalías de forma, de color, textura, alineamiento dental, cierre de espacios...

En concreto, sus indicaciones son:

  • Ocultar restauraciones defectuosas o con alteraciones de color.
  • Cerrar diastemas (separación de dientes), ya sean únicos entre los incisivos o múltiples.
  • Fractura de los incisivos, cuando son múltiples o cuando pretendemos corregir algún tipo de mal posición.
  • Ocultar coloraciones patológicas como el esmalte moteado por una fluorosis o en una tinción por tetraciclinas.
  • En procesos destructivos del esmalte, como las erosiones químicas de los vomitadores o de los comedores de limón.
  • Corregir, sin ortodoncia, pequeñas mal posiciones dentarias, apiñamientos o rotaciones de los dientes de la zona anterior (incisivos o caninos).
  • Ocultar raíces descubiertas.
  • Malformaciones dentarias congénitas o adquiridas.
  • Crear guías anteriores, ya sea en los incisivos o en los caninos, de esta forma se recupera la pérdida por un desgaste.

Contraindicaciones:

  • En caso de hábitos nocivos como la onicofagia, el bruxismo, morder lápices, cortar hilos habitualmente, etc. En estas situaciones, las carillas pueden fracturarse al estar sometidas a un estrés excesivo.
  • Cuando el esmalte es escaso, puesto que la adhesión de la carilla será más complicada.